Señales muy claras que a una mujer le urge estar con un hombre

Cuando nos encontramos mucho tiempo sin estar en pareja es muy normal que las situaciones más cotidianas de la vida como ir a un café, pasear en auto por la ciudad o ir a la playa nos lleven a pensar mucho en las ganas de tener relaciones, debido a que la actividad física íntima que uno tiene con pareja es mucho mayor a la que tiene sin tener a nadie.

Por eso es común que, en caso de los hombres, se pierdan mucho en cuanto a la señales hablamos, debido a que si uno realmente presta atención podrá darse cuenta de que las mujeres dan todo tipo de señales cuando les urge estar con un hombre, por lo que es mucho más fácil si son atentos.

Es por esto que a continuación dejamos este tipo de señales para que la próxima vez que te encuentres con una mujer, te des cuenta si es que quiere tener algo contigo.

No todo el mundo conoce a fondo el arte de ligar. Incluso siempre hay alguien que se les resiste a los que hacen gala de sus grandes dotes para seducir. A los menos duchos, consejos siempre les vienen bien. Es lo que ha pretendido la coach estadounidense y terapeuta de pareja Susan Rabin, autora de varios best sellers, en su libro «101 maneras de ligar», un compendio de trucos, consejos, recomendaciones… narrados de forma amena, y con cierta gracia, para que veteranos e inexpertos puedan encontrar su alma gemela.

En poco más de 200 páginas, Rabin ofrece una guía para encontrar pareja. Expone frases para iniciar una conversación con la persona que nos gusta que no sean las típicas referencias al tiempo y al trabajo; técnicas para sacar partido de los encuentros fortuitos; herramientas para ligar que siempre funcionan; elogios que caen bien y tienen efecto; lo que nunca se debe hacer cuando una persona interesa; cómo evitar momentos embarazosos mientas se liga; cómo vencer algunos miedos si alguien te gusta o cómo ser más accesible.

Un lenguaje sin fronteras
Y ya sea en Estados Unidos o en España, incluso Rabin hace un recorrido por diferentes ciudades del mundo, el arte del ligar es siempre el mismo. Estos son algunos de las recomendaciones que Rabin ofrece a quien quiere encontrar su alma gemela: nunca hables de tus «ex» con alguien que acabas de conocer y te interesa; cuida tu lenguaje corporal; no transmitas nada que no sea amistoso; no elogies lo que lleva puesto una persona… Dos de sus capítulos versan sobre las señales que él y ella envía cuando quieren conocer más a la persona que tienen enfrente. Estas son las señales de las mujeres:

La sonrisa. Dice Susan Rabin que una persona ya ducha en ligar sabe reconocer perfectamente una sonrisa falsa de otra educada o de la que realmente transmite un «me gustas». «Una sonrisa sincera siempre es cáliday te hace sentir a gusto», dice en su libro.

Miradas cortas y repetititas. Y un consejo: cuando ella mire hacia ti asegúrate de sonreír.

Mirada fija. Si ella mantiene tu mirada mientras habla contigo quiere transmitirte que le gusta lo que oye y ve.

Gestualidad. Sacudirse el pelo, mover suavemente la cabeza y humedecer los labios.

El susurro y la inclinación. Si una mujer se inclina hacia ti en la conversación o te susurra para que te acerques a ella, te está invitando a compartir su espacio personal. Pero cuidado con el acercamiento, no realices movimientos físicos evidentes ni roces porque puede ser espinoso para ella.

Y estas las señales que envía él:

Apretar el nudo de la corbata o ponerse bien las solapas. Este gesto equivale al humedecimiento de los labios en la mujer, a quien le quiere decir que «me gustas».

Elevar las cejas. Si tiene los ojos abiertos y las cejas alzadas le has cogido por sorpresa y está contento por ello. Si tiene las cejas relajadas o incluso lánguidas no eres de su agrado.

Ofrecer el brazo. Puede parecerte simplemente un gesto de buenos modales, pero es algo más, dice Rabin. Ella explica que «un hombre que te ofrece su brazo no quiere perderte entre los demás asistentes a la fiesta. Y además quiere dar a conocer a todos los demás candidatos que el cuida de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *