El lenguaje corporal que dirá toda la verdad acerca de tu relación

Algunas parejas empiezan sus relaciones con una mirada tímida e intentos incómodos de tomarse de la mano o abrazarse. Otras, al contrario, llevan varios años pero por algún motivo ella evita los abrazos o desvía su mirada.
Genial.guru te va a enseñar cómo entender sin palabras qué es lo que sucede en tu relación.

Todo está bien: se gustan

Notas que tu pareja busca tus ojos con su mirada y se te queda viendo unos segundos más de lo que se cree normal. Si un tiempo después esto se repite, puedes estar seguro de que le gustas.

Si mientras pasean juntos, tu pareja intenta voltear su cuerpo hacia ti, es una señal obvia de que está interesada en ti. Lo mismo sucede cuando cruza las piernas y apunta el pie hacia tu persona.

Si una mujer se siente atraída, sin darse cuenta se inclina hacia adelante y endereza la espalda, para que su figura luzca mejor.

Los hombres en estos casos buscan parecer más grandes y masculinos. Enderezan la espalda, ponen sus manos en la cintura. Durante una conversación, pueden apoyarse en la pared a nivel de tu hombro para entrar en tu espacio personal.

Si empezaste a notar que sus manos se rozan con demasiada frecuencia (incluso si no hay motivos obvios para esto) o en tu ropa aparece demasiada “pelusa” que tu pareja necesita retirar de urgencia, es una señal infalible de que se siente atraída hacia ti.

A veces sucede que notas que una persona contó una broma en una compañía de amigos y se te queda viendo para no perder tu reacción. Es una clara señal de simpatía, porque fue por ti que decidió contar el chiste.

Los hombres dejan de sonreír “de oreja a oreja” entre los 5 y 6 años de edad. Si notas que a tu lado hay un hombre con una sonrisa de Hollywood, esto puede significar solo una cosa: la psicóloga Patty Wood afirma que él está feliz de verdad.

Si te das cuenta de que la persona empezó a copiar tus gestos y tono de voz, no necesariamente se ha vuelto tu fan o quiere burlarse de ti. Lo más probable es que simplemente le gustas y copia tus gestos sin darse cuenta.

Algo no anda bien, necesitan hablar

Intentas decirle algo a tu pareja, pero parece que te sientes “incómodo” para hablar: tu pareja se voltea, evita tu mirada y hace todo lo posible para alejarse de ti. Todo esto es una clara señal de problemas y antipatía.

Si tu pareja empezó a evitar abrazos, los besos se volvieron rápidos y formales y cuando te duermes, él/ella te da la espalda adoptando la posición fetal, es una señal de alarma para su relación.

Si tus bromas encuentran una sonrisa falsa y forzada (y cualquier iniciativa tuya es recibida con un entusiasmo muy bajo), quiere decir que no le interesas mucho a tu interlocutor y no deberías gastar tu tiempo y fuerzas en él.

Todos los “bloqueos” corporales durante una conversación (brazos cruzados en el pecho, piernas cruzadas) son señales de alerta. También deberías prestar atención a la forma de hablar de tu pareja: si se ha vuelto cortante y su mirada se ha apagado, es momento de corregir algo.

Debes alarmarte si el hombre no sigue las reglas de etiqueta elementales: no te abre la puerta, no te deja pasar. Lo mismo pasa con las chicas: si ella se la pasa hablando por teléfono y se olvida de ti, es una mala señal.
Si durante sus paseos te quedaste atrás pero tu pareja ni siquiera se voltea a ver dónde estás ni baja su ritmo, probablemente sus sentimientos se estén agotando.

Las personas que aman suelen mostrar señales de cariño y cuidar a su pareja. Si en vez de quitarte la pelusa o alisarte el cabello con la mano él/ella se limita a informarte con una voz seca: “Te despeinaste”, es hora de pensar en qué tan armoniosa es tu relación ahora.
Pero recuerda que estos síntomas no son una sentencia. Solo son señales de desequilibrio en la relación. ¡Y es muy importante notarlas a tiempo para poder corregir la situación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *