Diferencias entre estar soltero y estar en pareja

En el tiempo actual han cambiado mucho cómo se lleva una relación, a la par de la tecnología y la sociedad, las relaciones personales también han cambiado y ya no son lo mismo que eran antes; el cortejar, el decidir estar en exclusivo con una persona, vivir juntos, sin matrimonio o compromisos. Ya todo ha cambiado y ahora se lleva de otro modo.

Entre ser soltero y estar dentro de una relación por supuesto que existen muchas diferencias y si has estado mucho tiempo sin pareja, podría ser un tanto difícil adaptarte a la nueva situación donde tienes que compartir muchas cosas con tu pareja y considerarla dentro de otras tantas. Las cosas cambian y tienes que irte adaptando a nuevas situaciones en las que tendrás que poner mayor atención que cuando estabas soltero.

Entre todas esas diferencias de estar soltero y en una relación hay muchas situaciones que resultan cómicas y por eso te traemos aquí algunas ilustraciones que retratan estas divertidas situaciones y diferencias entre estar solteros y en una relación.

A veces simplemente quieres ocupar calzones con personajes de Disney sin ser juzgada.

Si aún no te has dado cuenta, estar en una relación puede cambiar mucho tu rutina diaria. Ya sea para bien o para mal (esperemos que para bien). Desde la música que escuchas, lo que comes, las series que ves, etc. Pero sobre todo hasta lo que haces en tus tiempos libres. Ninguna es mejor que la otra, siempre y cuando tu relación sea una relación sana y recíproca. Y mientras tengas un espacio para ser tú mismo/a, y quizás puedas hacer algunas de estas de vez en cuando. Como ver lo que quieras en Netflix.

1. Tu noche de fin de semana.

2. La ropa interior que llevas puesta.

3. El espacio en tu cama.

4. Las series y películas que ves en Netflix.

5. Tu actitud hacia el vello en el cuerpo.

6. Tu idea de pareja ideal.

7. Preocuparte de tu peso.

8. Las canciones que escuchas.

9. La cantidad de tiempo que pasas en el chat.

10. Tu actitud hacia la intimidad.

Sin duda, la vida es diferente cuando se está en pareja o cuando se está soltero y lo cierto es que no se trata de que se viva mejor o peor de una o de otra forma ya que, ambos estados son ideales para vivir. ¿Por qué? Sencillamente, porque la clave del bienestar reside en uno mismo y no en el otro. Además, aquellas personas que no tienen pareja tienen más tiempo para centrarse al cien por cien en sí mismas, en sus objetivos y también, en sus amistades.

La diferencia fundamental entre estar en pareja o estar soltero, reside, esencialmente, en el modelo de vida. Está claro que cuando alguien está en pareja tiene que tener en cuenta también las necesidades de la otra persona, sus deseos e inquietudes a la hora de organizar un plan, solucionar un problema o cualquier otra cuestión. Y es que, la base de la pareja es la confianza y también, compartir muchas cosas (siempre deben quedar partes de intimidad para cada uno, claro está).

La pareja puede ser una fuente de felicidad muy plena cuando estás con la persona adecuada que de verdad te hace sentir bien. Sin embargo, también puede ser una causa de frustración notable cuando te ves envuelto en una relación poco gratificante y constructiva en todos los sentidos. Por ello, a la hora de vivir junto a otro, la verdad es que se necesita más trabajo y mayor nivel de inteligencia emocional que cuando vives solo y puedes adaptar tus horarios como quieras u organizar tu casa sin tener que pedir opinión a nadie más.

Estar en pareja muestra que tienes a una persona cerca que te quiere, te aprecia y te valora. Algo que seguro que muchas personas que están solteras envidian en ciertos momentos. Al igual que otras que están casadas anhelan la sensación de libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *